Hora en Ecuador:
Jueves 20 de Enero del 2022
Cuenca:
NY:
Gracias por preferirnos, somos radio, prensa y televisión al servicio de todo el mundo... Con usted sobrepasamos 16 millones setecientos cincuenta y cuatro mil visitas!!!
1
6
7
5
4
5
0
0
visitas

Tras un nuevo récord de casos en EEUU, Joe Biden advirtió: “Si no se vacunó, tiene razones para alarmarse”

Inicio > Internacionales > Detalles
Tras un nuevo récord de casos en EEUU, Joe Biden advirtió: “Si no se vacunó, tiene razones para alarmarse”

El presidente Joe Biden dijo este martes que el aumento de contagios debe preocupar a la población pero no causar alarma, luego que Estados Unidos estableció nuevos récords de casos de COVID-19 reportados diariamente y el gobierno intenta aliviar las preocupaciones sobre la escasez de test de coronavirus, el cierre de escuelas y otras interrupciones causadas por la variante Ómicron.

El mandatario estadounidense recalcó la importancia de recibir las dosis para así no enfermar de gravedad. “Si no estás vacunado, tiene razones para estar alarmado”, dijo.

Biden buscó transmitir tranquilidad sobre el aumento actual y dijo que se parece poco al del inicio de la pandemia o a la segunda ola. El presidente enfatizó que las vacunas, las inyecciones de refuerzo y los medicamentos terapéuticos han mitigado el peligro para la inmensa mayoría de los estadounidenses que están completamente vacunados.

Aún puede contraer COVID, pero es muy poco probable, muy improbable, que se enferme gravemente”, dijo Biden sobre las personas vacunadas.

No hay excusa, no hay excusa para que alguien no esté vacunado”, agregó. “Esto sigue siendo una pandemia de no vacunados”.

En comparación con el año pasado, hay más estadounidenses empleados, la mayoría de los niños están en las escuelas y los casos de muerte y enfermedades graves han disminuido de manera vertiginosa entre los vacunados.

Aún así, durante las últimas semanas, los hospitales están alcanzando su capacidad en medio de una escasez de personal, miles de cancelaciones de vuelos de vacaciones en parte porque las tripulaciones estaban enfermas o en cuarentena e informes intermitentes de cierres de escuelas debido a la variante Ómicron.

El presidente de EEUU, Joe Biden, la vicepresidenta Kamala Harris y el Dr. Anthony Fauci asisten a una reunión con miembros del Equipo de Respuesta COVID-19 de la Casa Blanca sobre los últimos desarrollos relacionados con la variante ómicron en la Casa Blanca.  4 de enero de 2022. REUTERS/Evelyn HocksteinEl presidente de EEUU, Joe Biden, la vicepresidenta Kamala Harris y el Dr. Anthony Fauci asisten a una reunión con miembros del Equipo de Respuesta COVID-19 de la Casa Blanca sobre los últimos desarrollos relacionados con la variante ómicron en la Casa Blanca. 4 de enero de 2022. REUTERS/Evelyn Hockstein

Creo que las escuelas deben permanecer abiertas”, dijo Biden, y agregó que tienen los fondos necesarios para las pruebas y otras medidas de mitigación para permanecer abiertas durante el aumento de casos.

El martes, Biden tenía previsto anunciar que Estados Unidos está duplicando su pedido de una píldora antiviral producida por Pfizer que fue autorizada recientemente por la FDA para prevenir enfermedades graves y la muerte por COVID-19. Eso significa 20 millones de dosis, y los primeros 10 millones de píldoras se entregarán en junio.

Un alto funcionario de la administración dijo que, en combinación con otras terapias, como los anticuerpos monoclonales y el plasma convaleciente, 4 millones de tratamientos que son efectivos contra la variante Ómicron estarían disponibles para fines de enero.

Sin embargo, Biden se enfrenta a una nueva presión para aliviar la escasez de pruebas en todo el país, ya que las personas buscan determinar si ellos o sus familiares han sido infectados con la variante. Las largas filas y las escenas caóticas durante las vacaciones estropearon la imagen de la administración de tener la pandemia en la mano.

“En cuanto a la escasez de pruebas, sé que esto sigue siendo frustrante. Créame, es frustrante para mí, pero estamos haciendo mejoras “, dijo Biden.

Al respecto, la Casa Blanca anunció el mes pasado que pondría 500 millones de pruebas rápidas de antígenos a disposición de los estadounidenses que las soliciten, pero pasarán semanas, si no meses, antes de que esas pruebas estén ampliamente disponibles. La administración señala que esas pruebas se suman a la oferta existente de pruebas rápidas y que incluso un pequeño aumento ayudará a aliviar parte de la escasez. Además, las aseguradoras privadas deberán cubrir el costo de las pruebas en el hogar a partir de finales de este mes.

FOTO DE ARCHIVO: Gente haciendo cola para una prueba de COVID-19 mientras la variante del coronavirus ómicron continúa propagándose en Manhattan, Nueva York, Estados Unidos, 21 de diciembre de 2021. REUTERS/Andrew Kelly/FOTO DE ARCHIVO: Gente haciendo cola para una prueba de COVID-19 mientras la variante del coronavirus ómicron continúa propagándose en Manhattan, Nueva York, Estados Unidos, 21 de diciembre de 2021. REUTERS/Andrew Kelly/

Los fabricantes de pruebas tienen hasta el martes por la noche para responder a la solicitud de contrato del gobierno, y se espera que las primeras adjudicaciones se realicen esta semana. Mientras tanto, la administración todavía está desarrollando un sistema para que los estadounidenses soliciten las pruebas, así como un medio para enviarlas a los hogares de las personas.

Configuraremos un sistema fácil y gratuito, que incluye un nuevo sitio web para hacer llegar estas pruebas a los estadounidenses”, dijo el coordinador de COVID-19, Jeff Zients, la semana pasada. “Estamos trabajando activamente para finalizar ese mecanismo de distribución, que incluye un sitio web donde las personas podrán solicitar pruebas de forma gratuita. Y compartiremos más detalles en las próximas semanas, días y semanas por delante “.

Funcionarios de la Casa Blanca han señalado que el aumento en la demanda de pruebas está impulsado no solo por Ómicron, sino por las personas que buscan viajar de manera segura durante las vacaciones y regresar a la escuela después, y que la escasez es de naturaleza global.

Resulta que Ómicron está impulsando un aumento en la demanda de pruebas ... en todas partes”, tuiteó Ben Wakana, subdirector de comunicaciones estratégicas y participación del equipo de respuesta COVID-19 de la Casa Blanca, destacando una escasez similar en el Reino Unido, Canadá y Australia.

(Con información de AP)

 

Noticias de Interes