Hora en Ecuador:
Domingo 16 de Junio del 2024
Cuenca:
NY:
Gracias por preferirnos, somos radio, prensa y televisión al servicio de todo el mundo... Con usted sobrepasamos 23 millones setecientos setenta y cuatro mil visitas!!!
2
3
7
7
4
0
4
6
visitas

Mercenarios rusos están estrechamente vinculados a los generales beligerantes de Sudán

Inicio > Internacionales > Detalles
Mercenarios rusos están estrechamente vinculados a los generales beligerantes de Sudán

NAIROBI - En los últimos años, el grupo paramilitar ruso Wagner ha establecido estrechos vínculos con las fuerzas de seguridad de Sudán y ha tratado de explotar estas conexiones para promover los intereses económicos y militares de Moscú, incluidas lucrativas concesiones de minas de oro y acuerdos de armas.

Dentro de Sudán, Wagner ha proporcionado anteriormente equipos y formación a las fuerzas de seguridad, ha asesorado a dirigentes del gobierno y ha llevado a cabo operaciones de información, según un documento filtrado de los servicios de inteligencia estadounidenses visto por The Washington Post.

 

Pero el estallido de intensos combates el pasado fin de semana entre fuerzas dirigidas por generales sudaneses rivales, que ha sacudido el país y causado la muerte de al menos 400 personas, ha planteado a Moscú y a sus mercenarios respaldados por el Kremlin un dilema urgente. Tienen mucho que perder si apoyan al bando equivocado.

E incluso si se mantienen al margen del conflicto, el colapso de Sudán podría representar un importante revés para ellos. Está en juego una alianza fiable, entre dos países enfrentados con Occidente, que no sólo ha reportado negocios de oro y acuerdos de armas, sino también la perspectiva de una estratégica base naval rusa en el Mar Rojo, en Port Sudan. Durante una visita a la capital sudanesa, Jartum, en febrero, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, habló de la base con los dirigentes de Sudán y del objetivo de completarla para finales de 2023, según un documento de los servicios de inteligencia estadounidenses, parte del conjunto de documentos Discord supuestamente filtrados en Internet por un miembro de la Guardia Nacional Aérea de Massachusetts.

Hasta ahora, no hay informes confirmados de que personal de la Wagner esté directamente implicado en los combates. Pero varias fuentes afirman que una milicia libia estrechamente vinculada a Wagner envió suministros a las fuerzas sudanesas dirigidas por el general Mohamed Hamdan Dagalo -muy conocido por su apodo, Hemedti-, que dirige las Fuerzas de Apoyo Rápido, o RSF, paramilitares fuertemente armadas. Las RSF negaron en un tuit el sábado tener vínculos con Wagner, afirmando que el ejército estaba vinculado al grupo.

 Al-Burhan, jefe del ejército sudanés y jefe de Estado de facto,  y el lider d elos paramilitares de la RSF, HemedtiAl-Burhan, jefe del ejército sudanés y jefe de Estado de facto, y el lider d elos paramilitares de la RSF, Hemedti

El conflicto enfrenta a Hemedti con el general Abdel Fattah al-Burhan, jefe del ejército sudanés y jefe de Estado de facto. Hemedti y Burhan habían unido sus fuerzas en 2021 en un golpe de Estado que derrocó a un gobierno conjunto civil y militar. Pero sus rivalidades se han enconado, inflamadas por desacuerdos sobre el reparto del poder y el calendario para integrar las fuerzas de Hemedti en el ejército nacional.

En los últimos días, la RSF de Hemedti ha recibido al menos 30 camiones cisterna de combustible y al menos un cargamento de suministros militares de uno de los hijos del caudillo libio Khalifa Hifter, según funcionarios libios y diplomáticos, que hablaron bajo condición de anonimato para discutir información sensible. Las fuerzas de Hifter han negado haber realizado estos envíos.

Si los suministros militares fueran a parar a la RSF, Wagner lo sabría, porque Hifter confía en el personal de Wagner para que le ayude a controlar estrictamente sus equipos y municiones a fin de evitar hurtos o saqueos, afirmó Anas El Gomati, fundador del think tank libio Instituto Sadeq.

El canciller ruso con Abdel Fattah al-Burhan durante su visita a Jartum, el 9 de febrero pasado (Reuters) El canciller ruso con Abdel Fattah al-Burhan durante su visita a Jartum, el 9 de febrero pasado (Reuters)
Lavrov con el lider paramilitar, Hemedti (Reuters)Lavrov con el lider paramilitar, Hemedti (Reuters)

Tanto la RSF como Wagner tienen una larga historia con la milicia de Hifter, dijo Gomati. Hemedti ha enviado anteriormente a sus fuerzas de la RSF a Libia para luchar en nombre de Hifter, junto con mercenarios de Wagner. Y en 2021 y 2022, personal de Wagner con base en territorio libio controlado por Hifter llevó a cabo entrenamiento con munición real con fuerzas de las RSF, dijo, citando informes de testigos en la zona. Wagner valora sus lazos con la RSF, en parte, para asegurar una ruta a través de Sudán para el creciente centro logístico de la compañía en Libia, que une Oriente Medio y Europa con los campos de batalla de África en Malí y la República Centroafricana, dijo.

Pero ahora, prestar apoyo a la RSF podría tener un alto precio tanto para Rusia como para Hifter.

Dentro de la cúpula del Ejército Nacional Libio de Hifter, existe una creciente preocupación de que dicho apoyo pueda poner en peligro sus relaciones con Egipto, que desde hace tiempo respalda tanto a Hifter como al jefe militar sudanés Al-Burhan. El jueves, Hifter habló por teléfono con un general de la agencia de inteligencia militar egipcia y prometió que el apoyo a la RSF cesaría inmediatamente, dijo un funcionario libio informado de los acontecimientos.

Rusia también tiene mucho que perder si arma al bando equivocado, según un diplomático occidental que sigue de cerca el tema. Por el momento, la RSF parece ser más débil que el ejército, que dispone de un poder aéreo del que carecen las fuerzas de Hemedti, dijo el diplomático.

El fundador de Wagner, el oligarca ruso Yevgeniy Prigozhin, afirmó en un comunicado publicado en Telegram que nadie vinculado a Wagner había estado presente en Sudán durante dos años y que Wagner no había tenido contacto con ninguno de los dos líderes beligerantes “desde hacía mucho tiempo”. Prigozhin también se ofreció a mediar en la crisis sudanesa, afirmando que mantiene desde hace tiempo vínculos con el país y que se comunica con todos los responsables.

Yevgeny PrigozhinYevgeny Prigozhin

“Siempre estoy dispuesto a ayudar a Sudán”, afirmó en una carta publicada en Telegram. “La ONU y muchos otros quieren sangre sudanesa, y yo quiero paz para el pueblo sudanés. . . . Lo que está ocurriendo ahora en Sudán no es para lo que entrenamos a los sudaneses a empuñar las armas. Les entrenamos para defender sus fronteras”.

Los operativos de Wagner han estado presentes en Sudán desde 2017, según Suliman Baldo, fundador de Sudan Transparency and Policy Tracker. El grupo había llegado originalmente para proporcionar entrenamiento militar y trató tanto con el ejército como con la RSF, dijo Baldo.

En poco tiempo, una empresa sudanesa vinculada a Prigozhin obtuvo concesiones para la extracción de oro y la aprobación del gobierno para una instalación de procesamiento de oro en el centro de Sudán, y las fuerzas de Hemedti proporcionaron seguridad para las operaciones. En 2020, el gobierno de Estados Unidos impuso sanciones a dos empresas con sede en Sudán, M Invest y su filial Meroe Gold, que gestionaba la instalación de procesamiento de oro, afirmando que las empresas ayudaron a Prigozhin a “evadir las sanciones y realizar transacciones en dólares estadounidenses a pesar de estar bloqueadas en el sistema financiero de Estados Unidos.” No fue posible contactar con Meroe Gold para que hiciera comentarios.

Prigozhin ha tachado de tonterías las preguntas sobre los beneficios de Wagner con el oro de Sudán, afirmando que “no hay oro industrialmente interesante en Sudán” ni grandes beneficios que obtener.

Hemedti siguió cultivando su relación con Rusia. Visitó Moscú en vísperas de la invasión de Ucrania y, a su regreso a Sudán, promovió los lazos bilaterales entre ambos países y, en concreto, el desarrollo de la base naval rusa en Port Sudan. La base debía albergar a 300 personas y dar cabida a cuatro buques de la armada, incluidos buques de propulsión nuclear, informó Associated Press. A cambio, Rusia suministraría a Sudán armas y otros equipos militares.

Al- Burhan y Hemedti hablaron de la base con Lavrov, ministro ruso de Asuntos Exteriores, en febrero, durante su visita a Jartum. Port Sudan está ahora firmemente en manos del ejército sudanés.

(c) 2023, The Washington Post

Noticias de Interes