Hora en Ecuador:
Domingo 21 de Abril del 2024
Cuenca:
NY:
Gracias por preferirnos, somos radio, prensa y televisión al servicio de todo el mundo... Con usted sobrepasamos 23 millones cuarenta y dos mil visitas!!!
2
3
0
4
2
4
8
9
visitas

Los narcos desafían al estado en Brasil: buscan apoderarse de territorios para traficar drogas

Inicio > Internacionales > Detalles
Los narcos desafían al estado en Brasil: buscan apoderarse de territorios para traficar drogas

(Desde San Pablo, Brasil) - Brasil tiene que hacer frente a nuevas rutas de narcotráfico que amenazan aún más con afectar a la seguridad del país. El diario Folha de São Paulo reveló una importante investigación de la Policía Federal (PF) que ha actualizado los mapas de la droga. Hasta hace poco, había principalmente dos rutas que cruzaban el país. La llamada “Ruta Caipira”, operada principalmente por el Primer Comando de la Capital (PCC), que transporta cocaína desde Paraguay Bolivia a través de la frontera de los estados brasileños de Paraná Mato Grosso do Sul hasta los puertos del sureste del país, incluido Santos, centro neurálgico del tráfico hacia Europa. Luego hay una segunda ruta, gestionada por el Comando Vermelho (CV), que desde países productores como Perú Colombia, a través de los ríos del Amazonas, transporta droga a puertos del noreste, en los estados de Ceará y Rio Grande do Norte. Debido también a las políticas de represión policial, a este escenario se han sumado en los últimos años otras rutas de la droga, incluso fuera de Brasil, informó Júlio Danilo Souza Ferreira, coordinador general de la PF para la represión de drogas, armas y facciones criminales, a Folha de São Paulo. Una procede de Ecuador, donde está presente el PCC, la otra va por los ríos Paraná y Paraguay a los puertos de Argentina Uruguay con destino a los países europeos.

En cuanto a las nuevas rutas dentro de Brasil, los puertos del nordeste, como los de Pernambuco, y del sur, como los de Itajaí, en Santa Catarina, y de Rio Grande, adquieren cada vez más importancia. En 2021, la PF también investigó la posibilidad de una nueva ruta que involucraba a la paradisíaca isla de Fernando de Noronha, en el nordeste, después de que se incautara un velero con 2,2 toneladas de cocaína a 270 km de la costa de Recife, en Pernambuco.

 
Unos meses más tarde, a 180 km de la costa de Fernando de Noronha, las autoridades se incautaron de otro velero de pabellón panameño, pero de procedencia europea, cargado con más de 600 kg de hachís. A bordo iban dos ciudadanos italianos que fueron detenidos inmediatamente. Los delincuentes brasileños ya han mostrado interés por las islas como base de sus operaciones. Por ejemplo, la facción Bonde do Maluco (BDM), con base en Salvador y aliada con el PCC, se apropió literalmente de una isla entera, la isla de Maré, también en el estado de Bahía. Como descubrió la Operación Terra Libera, la isla se convirtió en un punto logístico para el suministro, transporte, almacenamiento y envío de armas y drogas de la facción. Y basta mirar al vecino Ecuador, en plena emergencia por la presencia masiva del crimen organizado local e internacional, para comprender los esquemas que pueden replicarse en Brasil. Las famosas islas de Darwin y santuario natural, las Galápagos, en particular la isla Isabela, se han transformado en los últimos años en una de las principales plataformas del narcotráfico, que las utiliza como pistas de aterrizaje y para abastecerse de cocaína. Sólo en 2023 se incautaron en las Galápagos casi 25 toneladas de coca, nueve de ellas sólo en noviembre.
El puerto de Fernando de Noronha, en BrasilEl puerto de Fernando de Noronha, en Brasil

La Amazonia también se ha convertido en un centro neurálgico del narcotráfico y en el talón de Aquiles de las políticas estatales contra el crimen organizado. Para el periodista Fernando Gabeira, ex diputado del Partido Verde, que en su juventud militó en el Movimiento Revolucionario Ocho de Octubre y participó en el secuestro del embajador estadounidense Charles Burke Elbrick, “el Estado brasileño es incapaz de imponerse en la Amazonia. Después de un año de trabajo, los Yanomamis siguen pasando hambre y siendo invadidos por buscadores de oro. También se han registrado presencias ilegales entre los Kayapó y los Mundurukú (otros dos pueblos indígenas de Brasil). Por lo tanto, es evidente que una política de seguridad pública debe tener como objetivo recuperar el territorio perdido”.

Que la región amazónica es uno de los mayores desafíos de Brasil en materia de seguridad también lo señaló el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Roberto Barroso, en el recién concluido Foro Económico Mundial de Davos. “La Amazonia se ha convertido en una región importante para el tráfico internacional de drogas, con municipios situados en rutas, fluviales y terrestres, utilizadas por los traficantes. Existe el riesgo de que Brasil pierda su soberanía sobre la Amazonia, no a manos de otros países, sino de la criminalidad”, afirmó Barroso. Sin embargo, sus declaraciones sobre posibles soluciones al problema dejaron todos perplejos. El presidente del STF quiere una solución que calificó de “creativa” y propuso un debate público nacional para discutir la política de las drogas y la seguridad del país sudamericano.

El ministro Luís Roberto Barroso participa en un acto de posesión como presidente del Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF), el 28 de septiembre de 2023, en Brasilia (EFE/ Andre Borges)
El ministro Luís Roberto Barroso participa en un acto de posesión como presidente del Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF), el 28 de septiembre de 2023, en Brasilia (EFE/ Andre Borges)

Mientras tanto, a nivel gubernamental, el liderazgo para gestionar la emergencia de seguridad ha cambiado. El ministro de Justicia y Seguridad Flávio Dino, nombrado por Lula juez del STF, ha dejado su puesto a Ricardo Lewandowski. Gran aliado de Lula, Lewandowski fue entre los jueces del STF el que más se opuso a la operación anti-corrupción Lava Jato. Su participación fue crucial en las decisiones fundamentales que desmantelaron la operación y favorecieron indirectamente al presidente, es decir el fin de la detención en segunda instancia, la anulación de las causas por incompetencia del ex juez Sergio Moro, el traslado de las causas al Tribunal Electoral y la invalidación de las pruebas de Odebrecht.

En su nuevo cargo de ministro, Lewandowski nombró inmediatamente al jefe de la Fiscalía de San Pablo, Mário Luiz Sarrubbo, como Secretario Nacional de Seguridad Pública. Considerado un aliado del juez del STF Alexandre de Moraes, según informa Malu Gaspar en el diario O Globo, el fiscal tiene un currículum admirable. Durante sus dos mandatos como fiscal general (2020-2024), fortaleció el Grupo de Acción Especial para la Represión del Crimen Organizado (Gaeco), un brazo de la fiscalía que se ocupa de las organizaciones involucradas en el tráfico de drogas y armas, lavado de dinero y corrupción. En una entrevista concedida al diario O Estado de São Paulo, resumió su propuesta para contrarrestar la expansión del crimen organizado en Brasil en un “enfoque triple”. Es decir, “pensar en el crimen en su conjunto, en el crimen organizado, en la corrupción de los funcionarios públicos y, sobre todo, seguir el dinero”. Su objetivo, dijo, es asfixiar al PCC. Sarrubbo también explica el crecimiento del crimen organizado en el país por “la desigualdad social. La pobreza, la miseria, los niños que crecen bajo los puentes. En los últimos años Brasil ha experimentado un aumento de la pobreza, el aumento de la población en situación de calle. Todo esto combinado con gente que trabaja en islas y poca coordinación entre el Ministerio Público, la Policía Federal y la Policía Estatal».

Como se ha denunciado repetidamente en la prensa brasileña, las facciones criminales actúan a menudo como un Estado paralelo, llegando incluso a organizar actos públicos de caridad, a menudo en el silencio de las instituciones. Es precisamente esta connivencia del Estado con el anti-Estado del crimen lo que debería acabar con valentía en el radar de las políticas de seguridad de gobierno, según los expertos en la materia, que también esperan que episodios como el de Luciane Farias no sólo no vuelvan a ocurrir nunca más, sino que sean repudiados enérgicamente por las instituciones. Luciane Farias, esposa del líder del Comando Vermelho del estado de Amazonas Clemilson dos Santos Farias, conocido como “Tio Patinhas”, asistió a dos reuniones en el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública de Brasil en marzo y mayo del año pasado.

El Comando Vermelho tiene sus orígenes en Río de Janeiro (brasil).El Comando Vermelho tiene sus orígenes en Río de Janeiro (brasil).

La mujer es presidenta del “Instituto Libertad de Amazonas”, el ILA, que afirma actuar como una ONG que defiende los derechos de los presos. Pero, según O Estado de São Paulo está financiada por el CV. Además de asistir a reuniones en el ministerio de Justicia y Seguridad Pública, Luciane Farias también intentó ampliar sus contactos con varios políticos del Congreso brasileño. La “Dama del narcotráfico” como lo apodó la prensa brasileña fue condenada en segunda instancia a 10 años de prisión por los delitos de blanqueo de dinero, asociación para delinquir y organización criminal. Sin embargo, la mujer recurrió la sentencia y espera el juicio en libertad. Según el sitio de noticias Metrópoles, la mujer también había criticado la introducción de escáneres corporales en las cárceles, una medida necesaria en un país donde las prisiones son la base de mando de las facciones criminales y un lugar de reclutamiento. El gobierno federal acaba de autorizar la compra de 119 de estos aparatos super tecnológicos que pueden escanear tanto la ropa como el tejido humano y así identificar inmediatamente si se introducen drogas, teléfonos móviles y armas en la prisión.

Sin embargo, las declaraciones iniciales de Sarrubbo han causado polémica en la Asociación de Comisarios de Policía de Brasil (Adepol). Su propuesta de crear un Gaeco nacional, cuyos detalles no aportó pero que parecería asemejarse al pool antimafia creado por el juez italiano Giovanni Falcone en los años 90 para combatir a la mafia siciliana Cosa Nostra, provocó la reacción de los policías brasileños. En un comunicado, Adepol recordó que los Gaeco se crearon por iniciativa de los fiscales estatales y federales, no a instancias del Ejecutivo. Sobre todo, los policías temen que compartir información sobre el crimen organizado a nivel nacional pueda comprometer las investigaciones locales e incluso la seguridad de los investigadores, dada la infiltración de los grupos criminales incluso en las instituciones.

Primer Comando de la Capital, poderosa organizaciones criminal brasileña. (Fernando Calzada)Primer Comando de la Capital, poderosa organizaciones criminal brasileña. (Fernando Calzada)

Además, es posible que surjan desacuerdos sobre el tipo de política de seguridad pública que se aplicará. En el pasado Sarrubbo se ha mostrado partidario de los permisos de salida masivos, las llamadas “saidinhas” que suelen autorizarse durante fiestas como la Navidad. El problema es que estos permisos se han hecho tristemente famosos porque muchos presos los aprovechan para fugarse. Este año también se concedió ese permiso a delincuentes de alto calibre como dos famosos jefes del narcotráfico de Río de Janeiro, Saulo Cristiano Oliveira Dias, conocido como SL, y Paulo Sérgio Gomes da Silva, conocido como Bin Laden, que no han regresado a prisión y se encuentran actualmente prófugos de la justicia.

Mientras tanto, el crimen organizado está siempre un paso por delante del control estatal. En los últimos días, las autoridades brasileñas han descubierto que la facción criminal Amigos para Siempre (Amigos para Sempre en portugués), vinculada al Comando Vermelho había creado incluso una especie de núcleo de recursos humanos para reclutar nuevos miembros en dos prisiones del estado amazónico de Amapá. En resumen, Brasil no tiene tiempo que perder. El ejemplo de lo que ha llegado a ser Ecuador es una siniestra advertencia para el gigante latinoamericano que ahora podría absorber los volúmenes de narcotráfico del país vecino cuyo presidente Daniel Noboa ha elegido el camino de la intransigencia y la represión.

Noticias de Interes