Hora en Ecuador:
Jueves 01 de Diciembre del 2022
Cuenca:
NY:
Gracias por preferirnos, somos radio, prensa y televisión al servicio de todo el mundo... Con usted sobrepasamos 17 millones cuatrocientos noventa y seis mil visitas!!!
1
7
4
9
6
3
2
8
visitas

Alemania estaba para golear pero Japón logró el milagro y dio el segundo batacazo del Mundial

Inicio > Qatar 2002 > Detalles
Alemania estaba para golear pero Japón logró el milagro y dio el segundo batacazo del Mundial
23/11/2022 12:50 Actualizado al 23/11/2022 14:04

Durante décadas, los sastres alemanes se acostumbraron a confeccionar cada cuatro años trajes de candidatos para los futbolistas del seleccionado de su país. Esta vez, los teutones llegaron a Qatar con un atuendo más modesto, acompañados por antecedentes recientes opacos, cuestionados por la prensa e ignorados por muchos simpatizantes, que incluso llamaron a no seguir los partidos por televisión en repudio a las violaciones de derechos humanos que se le achacan al país organizador. Con ese mar de fondo, los tetracampeones del mundo fallaron en su primer paso: con un juego de galera y bastón en el primer tiempo y un pinchazo en el complemento, cayeron 2 a 1 ante Japón y complicaron su futuro en el grupo E.

Hansi Flick deslumbró durante el año y medio en que estuvo a cargo de Bayern Múnich. Desde que reemplazó a Joachim Löw (de quien había sido colaborador) en el seleccionado, tras la eliminación en los octavos de final de la Eurocopa del año pasado, su reto ha sido doble: consolidar el proceso de renovación de la vieja guardia que logró el título en Brasil 2014 (y que defeccionó en Rusia 2018) y darle su sello a un equipo que desde hace tiempo ha hecho del juego asociado, y ya no a la potencia física, su santo y seña.

Por cinco debutantes en una Copa del Mundo (Schlotterbeck, Raum, Gnabry, Musiala y Havertz) apostó Flick para un duelo en el que los suyos impusieron su ley de entrada ante un conjunto integrado por cuatro hombres que militan en la Bundesliga (Yoshida, Endo, Itakura y Kamada) y uno en la 2.Bundesliga (Tanaka). Con aquella premisa napoléonica de vestirse despacio por andar apurado, el elenco europeo fue paciente en el manejo de una pelota que administró con egoísmo infantil: casi no se la dejó tocar a su rival en el primer capítulo. Como si la Adidas Al Rihla fuera de hierro y los germanos tuvieran imanes en sus botines, el útil viajó entre sus pies mientras los nipones lo perseguían sin éxito. En ese ballet descolló el joven Musiala, llamado a ser un crack con apenas 19 años.